¿Conoces la importancia de respaldar tu información?

Por: Daniel Castellanos – Jefe Regional Productos Corporativos Centroamérica

Aunque es difícil aceptarlo, la realidad es que a todos nos ha pasado… perder nuestra información de la PC. No importa que sea un solo archivo o todo el disco duro, a todos nos duele perder la información que tenemos almacenada. El problema puede ser incluso que ni siquiera podemos saber y dimensionar todo lo que se nos pierde. A esto, sumemos también el factor tiempo, ya que el desarrollo de nuestra información ha tenido una gran inversión de tiempo. Estas pérdidas de nuestros documentos son más comunes de lo que nos imaginamos: según estudios en Latinoamérica un 77% de los usuarios de computadora las han experimentado y el 30% nunca ha realizado una copia de respaldo. Y es por esto por lo que es muy relevante hablar de la importancia de tener respaldo de la información.

En este artículo, les contaré sobre algunas buenas prácticas de respaldo de la información que se pueden implementar para tener la menor pérdida, o mejor aún nunca sufrir de nuevo un desastre de información perdida.

Empecemos por definir que es un “respaldo” o el famoso “backup”: es una copia de seguridad de los datos originales de un sistema de información. Esta copia debe ser independiente y almacenada en otro medio (y de ser posible hasta en otra ubicación geográfica) con la finalidad de volver a disponer de la información en caso de ser necesario y que debe hacerse cada cierto tiempo. En otras palabras, es nuestro seguro al cual recurrir para restaurar información perdida, minimizando la pérdida lo más posible.

La mayoría de las personas tiene una copia de seguridad en alguna de estas dos modalidades: en un dispositivo externo vía USB o en algún servicio en la nube. De la primera alternativa existen dos variantes:

Memoria USB: pequeño, económico y conveniente. Su portabilidad significa que son fáciles de guardar en forma segura, pero al mismo tiempo fáciles de perder. Deben ser utilizados para respaldar pocos documentos, los que se utilicen con más frecuencia y hasta para copias diarias. Debe ser considerado junto a otros métodos de respaldo.

Disco duro externo: los discos duros externos son justamente como los discos de las computadoras, pero adaptados para poderlos conectar a través de un puerto de USB. Son relativamente económicos tomando en cuenta con la capacidad de almacenamiento que proveen. Si se usan para backup, es mejor no usarlos como dispositivos de cabecera para copias diarias.

Por otro lado, existen ahora múltiples servicios de almacenamiento en la nube que puede ser una alternativa muy válida. Sin embargo, tiene sus restricciones ya que no es tan económico en comparación a las opciones de USB y las capacidades son inferiores. Las podemos encontrar en modalidad gratuita (ojo, que no se ofrecerá ninguna garantía), pagada o algún modelo híbrido de algunos GB gratuitos y mayor capacidad pagada. Algunas opciones son una solución incluida en el paquete de programas de ofimática. La gran ventaja de estos es que se puede hacer automáticamente, con una cuenta puedes respaldar información de teléfonos, cámaras y por supuesto documentos de la computadora. También, al estar en la nube puede ser accedidos desde cualquier parte a través de una conexión a Internet.

¿Cómo realizar una copia de seguridad de una forma eficaz?

Para realizar un respaldo o copia de seguridad se pueden seguir estos pasos:

1. Selección del material clave a respaldar: información irremplazable o archivos que son difíciles de volver a obtener. Por ejemplo, documentos de autoría propia como tesis, investigaciones, planillas o presentaciones.

2. Seleccionar el medio de respaldo: almacenamiento en un sistema seguro de acuerdo con las posibilidades del individuo o de la organización. Si es posible, se debe hacer un respaldo local (propio) y un respaldo externo (en otra empresa o servicio) que resulte conveniente.

3. Frecuencia o Actualización del respaldo: es importante establecer la periodicidad con la que hará una nueva copia de seguridad de modo que el backup esté siempre lo más al día posible y la pérdida de información se minimice. Esta decisión debe hacerse en base a la forma de trabajar de cada persona u organización. Debe considerar la frecuencia con que se modifican, eliminan y crean archivos.

Recuerda que la información es un activo muy importante tanto para las empresas como para ti, no olvides realizar tus copias de seguridad.

Si quieres conocer más acerca de soluciones para el respaldo de tu información, visita nuestros portales de atención.



¿Qué tan útil te resultó la información?

Haz clic para dar tu calificación

Puntuación promedio 0 / 5. Conteo: 0

Sé el primero en calificar.